Mejor conocido como Kingdome, el King County Multipurpose Domed Stadium, en Seattle, Washington, fue durante los 80’s y 90’s la casa regular de los equipos deportivos, principalmente de fútbol americano y fútbol soccer, también se trasladaron por una corta temporada, los equipos de béisbol y basquetbol, además de ser escenario para conciertos y otros eventos sociales.

Su demolición se llevó a cabo en el año 2000, luego de que en años anteriores, se presentaran fallas en el techo del escenario; Su derribe fue transmitido en vivo y reconocido por los Records Mundiales Guinness como el edificio demolido de mayor volumen en el mundo.

Actualmente, el lugar donde se encontraba el Kingdome, es ocupado por un estadio, el CenturyLink Field, hogar de los equipos Seattle Seahawks y Seattle Sounders FC.